me considero quejón de oportunidades iguales: tanto el carro con calcomanía de Rosario que no da paso, como el de ‘racing’ que va lento.

Roberto Mateu @roberto