En otra palabras, los únicos que están bravos en mi Facebook son los que dan la bendición en sus posts.

Roberto Mateu @roberto