El romanticismo con la patria es parecido al humano: emocionante, pasional y en la mayoría de los casos, incapaz de ser racional.

Roberto Mateu @roberto