La furia de Esteban –manifestada en tormenta– se siente sobre el municipio de Leo.

Roberto Mateu @roberto